domingo, 24 de agosto de 2014

Los pitufos hace mucho que son diminutos

¿Cómo no mencionar a los Pitufos? Este pueblo de seres azules y traviesos, un poco atolondrados, mayoritariamente masculinos (con lo que imaginamos alguna que otra orgía gay en sus confortables setas) nos conquistaron allá por los años setenta y ya se quedaron para siempre en nuestro universo emocional. Nacidos en Francia como Les Schtroumps, en España decidieron llamarse Pitufos en vista de su impronunciable nombre original.

Liderados por Papá Pitufo y el Gran Pitufo, únicos con sombreros rojos (los demás lo llevan blanco), el pueblo pitufo ignora los nombres propios, y se llaman y reconocen entre sí por su cualidades o defectos: Pitufo gafotas, Pitufo poeta, Pitufo perezoso, Pitufo bromista… un poco como los indios norteamericanos, que se nombraban en función de una circunstancia relevante de sus vidas y no por un santoral..

Una maravillosa ocurrencia del mundo pitufo es que hablan precisamente el idioma pitufo: un lenguaje que es capaz de expresar mil cosas con la palabra-adjetivo-verbo «pitufo»… aunque a nosotros los humanos nos resulte incomprensible, ellos distinguen perfectamente el sentido de las frases por más que únicamente usen el verbo pitufar, el nombre pitufo y el adjetivo pitufo, que sirven tanto para un roto como para un descosido. Por ejemplo, "el pitufo que pitufa pitufo" quiere decir "dragón que echa fuego". Como podría decir cualquier otra cosa, según el momento…

Entre todos ellos, a lo Marilyn Monroe en Los caballeros las prefieren rubias, destaca La Pitufina, que ejerce de caprichosa y reiterada tentación en el mundo pitufo, no sabemos si buscando un pitufo pitufo (o sea, un millonario pitufo). O quizá sea la acompañante solícita de todo grupo gay que se precie, o quizá una aspirante a reina de los bandidos… quién sabe. El caso es que el mundo de los pitufos no se puede decir que fuese igualitario.. claro que nacieron en una época en la apenas empezaba a plantearse esta cuestión.

El gato Azrael.
Wikipitufos
Naturalmente tienen feroces enemigos, como el brujo Gargamel y el gato Azrael, que maquinan una y otra vez maldades contra los pitufos que nunca consiguen llevar a buen término. Lo que me lleva a preguntar… ¿por qué los malos de las series infantiles suelen ser gatos? Estas coincidencias, aparentemente fortuitas, llevan inconscientemente al rechazo de algunos animales, ellos sí inocentes de la imagen que proyectamos en ellos… Y los gatitos pueden ser los más cariñosos compañeros que podamos imaginar (excepto en el mundo pitufo, claro está). Y esto me lleva a preguntarme: ¿tienen mascotas los pitufos...?

Recientemente (para que veáis que no son cosa del pasado) han estrenado una peli más sobre el mundo de los pitufos (a su costa, podríamos decir). Para mi gusto, cometiendo el error de sacarlos de su mundo y enviarlos a Nueva York (la manía de los norteamericanos de mandar todo lo que se mueve a esa ciudad! (¿recordáis al cerdito Babe?), para acabar haciendo las mismas tonterías que hacen todos los personajes que los estudios de Hollywood adaptan para su público; encima, es una combinación de imagen real y animación. Intento más que fallido. Esperemos que la próxima vez se anime Pixar...


Pueblo de Júzcar,
primer pueblo pitufo del mundo
En honor de los pitufos, el pueblo español de Júzcar, en Málaga, decidió pintarse de azul, y ahí sigue, como un homenaje rural al mundo de estos diminutos personajes. De cómo los pitufos fueron a parar al sur de España no se ha dado explicación, pero ya sabemos que las diminutopías surgen en cualquier rincón del planeta; basta un poco de imaginación que las aliente.

Si queréis saber más sobre estos personajes, podeís visitar una wikipágina enteramente dedicada a ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario